19.04.18

Entrevista a Patrick Rollet, presidente de FIVA

Entrevista a Patrick Rollet, presidente de FIVA
 

El Presidente de la Federación Internacional de Vehículos Antiguos (FIVA) Patrick Rollet concedió recientemente una entrevista a la publicación especializada Hemmmings Daily. Éste es un resumen de sus declaraciones más interesantes.

Hemmings Daily: ¿Puede comentarnos rápidamente cual es la historia y la misión de FIVA?
Patrick Rollet: Todo comenzó en 1956, como una especie de aventura entre caballeros europeos iniciada en un castillo en Suiza, con algunas personas de Alemania, Bélgica, Suiza e Inglaterra. Partimos de dos prefederaciones que fusionamos para crear FIVA. Nuestra primera misión fue mantener los vehículos de ayer en las carreteras del futuro, así que iniciamos gestiones con las administraciones locales, regionales y nacionales, hasta llegar a Bruselas, para asegurarnos de que, con todas las normas ambientales y de seguridad vial, estos automóviles tengan exenciones.

Realmente se convirtió en una organización mundial cuando la HVA (USA) y Canadá se unieron en 2008, y más tarde se consolidó con la adhesión de China y Rusia en 2009. Los últimos países en unirse, Nepal y Bosnia-Herzegovina, se afiliaron el año pasado. En este momento tenemos 67 países con 87 miembros. Esas 87 federaciones y clubes representan entre 1.5 millones y 2 millones de entusiastas.

En la actualidad nuestra misión ha cambiado un poco, y eso es en parte culpa de Mark (Gessler); crecimos claramente cuando FIVA logró el reconocimiento como defensor cultural por parte de de los gobiernos, la UE, el gobierno de los EE.U.U. y, últimamente, la UNESCO.
Entonces, sentimos que debíamos avanzar hacia otras ambiciones: preservar, proteger y promover.

Personalmente creo que no hay suficiente representación no europea en FIVA en este momento. Tenemos lo que llamamos, pomposamente, embajadores: uno para América, uno para el Lejano Oriente, uno para América Latina y otro para Oriente Medio. Los embajadores se aseguran de que la comunicación entre los miembros y la FIVA sea buena, y representan a los miembros de la región en la junta.


HD: ¿Qué papel imagina que jugará FIVA ahora y en el futuro?
PR: FIVA debe anticipar lo que está pasando política y sociológicamente. Por ejemplo, estamos vigilando el desarrollo de los vehículos automatizados, que puede causarnos problemas debido a que los vehículos históricos pueden no ser capaces de adaptar la tecnología de las carreteras inteligentes.

También tratamos de mantener los vehículos históricos en los centros urbanos. Cuando muchas ciudades europeas tienen restricciones al tráfico, demostramos que los automóviles históricos deberían estar exentos debido a que los propietarios de estos automóviles no hacen un uso diario de ellos

Desde otro punto de vista, estamos viendo la falta de jóvenes, al menos en Europa, que estén interesados en vehículos históricos. No existe el relevo generacional que necesitamos. Cuando estaba en la universidad, de lo único que hablamos eran chicas, motos y automóviles, y me temo que mi nieto ahora, cuando ingrese en la universidad, solo hablará de chicas. La afición por el automóvil no es lo que era antes.

Del mismo modo, estamos estudiando la preservación de las técnicas mecánicas: el conocimiento, las habilidades y también el conocimiento de los procesos de producción, todo lo que se necesita para mantener un vehículo histórico en funcionamiento. Muy pocos países tienen programas de capacitación decentes para mantener estas habilidades. Quizás en Estados Unidos es diferente, porque cuando tienes un mercado, la gente se esfuerza para satisfacer esas necesidades.

HD: ¿Considera FIVA una de sus funciones ejercer como experto de lo que constituye un vehículo histórico, especialmente frente a los gobiernos para eximir a los vehículos históricos?
PR: Por el momento, diseñamos y publicamos estándares; no existe un reconocimiento político oficial que los haga obligatorios.
Lo que proponemos en el Código Técnico y la Carta de Turín son principios para sugerir una forma de hacer las cosas, ya sea emitiendo una tarjeta de identificación para ciertos automóviles, o cómo preservar y restaurar un vehículo.
Ciertamente impulsamos este tipo de cosas; es nuestro trabajo promoverlos. Hemos respaldado la Carta de Turín, pero no es una ley, no está firmada por un representante del gobierno. Cuando diseñamos la Carta no estábamos en una torre de marfil: buscamos la opinión de restauradores y especialistas en preservación, y su propósito es simplemente sugerir estándares. La definición de vehículo histórico adoptada en la exención de la inspección técnica de la UE se inspiró en gran medida en la definición de la FIVA.

HD: ¿Qué obstáculos y desafíos se interponen en el camino de la misión de FIVA?
PR: Mis preocupaciones principales son la falta de juventud y la pérdida de conocimiento, habilidades de capacitación y legislación adversa.
Lo que nos hace más optimistas es el mayor reconocimiento cultural de los vehículos históricos. Cada vez más personas consideran a los vehículos históricos como parte del patrimonio mundial y eso ayuda mucho.
Por ejemplo, la ciudad de París emitió recientemente un decreto a nivel municipal -aunque ha tenido un gran impacto debido a la importancia de la ciudad- que decía que no se permitía los automóviles anteriores a 1987 circular durante los días de diario. Las conversaciones de la federación francesa, apoyada por FIVA, impulsaron una exención para los automóviles con una "Carte Gris de Collection". Nuestro más sólido argumento es, en términos generales, la preservación del Patrimonio Cultural, y el reconocimiento de estos vehículos como bienes culturales.

HD: ¿En qué difieren los aficionados al automóvil históricos en Europa y USA?
PR: Creo que en Estados Unidos el movimiento es muy activo, pero también es diferente. Tienen en su cultura autos como el Chevrolet Gypsy Rose y el buggy Meyers: eso es una parte definitiva de su país. Algún "purista" europeo podría no estar contento, pero ese es su modo de entender el automóvil histórico, y debemos respetarlo.
El trabajo de la HVA (Asociación Americana de Vehículos Históricos) es simplemente fantástico; organiza exhibiciones de vehículos históricos expuestos literalmente a millones de personas. Eso es absolutamente perfecto para nuestra nueva visión de promover vehículos históricos para la gente.

HD: ¿Cuál fue el propósito de la Carta de Turín?
PR: Se originó totalmente dentro de FIVA y fue un asunto muy largo y tedioso. La idea partió de Thomas Kohler, un arquitecto que estaba muy familiarizado con la Carta de Venecia (edificios históricos) y la Carta de Riga (ferrocarriles y barcos). También fue presidente de la Comisión Cultural de la FIVA, y para decirlo sin rodeos, dijo que deberíamos tener una carta para los vehículos históricos. Hubo cierta oposición, pero finalmente la Carta salió adelante, y la estamos promoviendo a través de la UNESCO. La UNESCO es una organización tremendamente compleja y muy burocrática, pero creemos que tenemos muy buen acceso, y hemos logrado un acuerdo de asociación permanente con ellos. Esas otras cartas (Venecia y Riga) son respaldadas por la ONU, y creo que si la UNESCO aprueba la Carta de Turín, entonces "de facto" la ONU la respaldará.
El propósito de la Carta es establecer principios con respecto a la preservación y restauración de vehículos automotores. Un vehículo puede cambiar si respeta el espíritu de lo que era cuando salió de la fábrica.

HD: ¿Consideras que la Carta de Turín incluye todo? ¿Se aplica a vehículos modificados y personalizados?
PR: La Carta no entraría en ese detalle. No solo la Carta, sino también el Código Técnico. En él, tenemos una definición de vehículos históricos. Pero cuanto más preciso sea, lo considero peor, y por ello lo mantuvimos abierto a la interpretación. Durante tres días en una cumbre hablamos sobre la autenticidad, y al final de esa reunión, nadie estaba seguro de lo que eso significaba. Por lo tanto, tratamos de apegarnos a principios amplios y abiertos a la interpretación basada en la cultura.
Por ejemplo, cuando escribí que los autos viejos no eran autos históricos, dije que los autos históricos son los que generalmente no se usan para el transporte diario. Obtuve una reacción inmediata, especialmente de los propietarios de autos antiguos británicos que respondieron y dijeron: "¿Así que no puedo usar mi Triumph para llevar a mis hijos a la escuela?" Pero ese no es el punto. Tal vez ese Triumph fue muy modificado para estar en el tráfico moderno de Londres, pero si eso es una cuestión de seguridad y no cambia la naturaleza del auto, entonces sigue siendo un automóvil histórico.
Hay "puristas" que no tendrían un MGB con ruedas de radios como un vehículo histórico. Una vez, cuando estaba en Inglaterra, vi un Riley de pre-guerra con un motor Rover V-8. Para mí, es extraño, pero si interpretas las reglas de la FIVA de cierta manera, lo consideraría histórico si se hizo hace más de 30 años. Eso se considera en el espíritu de la Carta.

 

 

< Ver todas las noticias

 

Colaboradores

fiva
La Casc
museumoto
Auto Retro
Moto Ciclismo Clásico
classicautomadrid
alcañiz
bilbao
Clásicos al volante
Autodromo
Auto inédito
Semanal Clasico
Eventos del motor